sábado, 28 de agosto de 2010

Júpiter el 26/08/2010

El clima comienza a cambiar, y el 25/08 tuve oportunidad de observar de nuevo a Júpiter.

Las condiciones del cielo eran las siguientes: el seeing era de un 3-4/5, ni una sola nube en el cielo, no hacía mucho viento ni frío. Pero como no se puede tener todo, la Luna, apenas un día después de su fase llena, molestaba mucho con un deslumbrante brillo y una gran cercanía al planeta. Todo el cielo se alumbró con este faro natural.

Apunté mi reflector Tasco 76/700 a Júpiter, y lo primero que me saltó a la vista fue la diferencia de color respecto de la última vez. Era mucho más pálido, y un poco más difícil de observar sus satélites. Todo esto, creo yo, como consecuencia del brillo y cercanía de nuestra compañera Luna.

Un rato observando y lo único que pude observar fue la NEB, y esta vez sí, la mayor oscuridad en las zonas polares del planeta a 56x. Los 175x no revelaron nada nuevo aún con el filtro azul, y tampoco era que el telescopio lo aguantaba muy bien; decidí quedarme con los 56x y centrame en la danza de sus cuatro satélites.

Calisto y Ganímedes a un lado del planeta (arriba y a la izquierda desde donde lo vi); Io y Europa al otro, muy cerca. Dibujé la vista a las 21:24 (hora local) y UT: 02:24.

Pasaron 26 minutos y dibujé de nuevo, observando un acercamiento aún mayor entre Io y Europa, en UT eran las 03:00. El seeing decayó a 3/5, pero a 56x la diferencia en la imagen no era demasiada. 26 minutos más tarde volví a dibujar (UT: 03:26). En ningún momento aprecié ningún movimiento de Calisto y Ganímedes, pero Io y Europa estaban ya demasiado cerca.

Con los tres dibujos realizados hice una pequeña animación, obteniendo el siguiente resultado:

video

La fecha está en UT: 26/08/2010, aunque desde mi localidad era aún miércoles 25.

Aunque me hubiera gustado continuar con el pequeño seguimiento, tuve que dar por terminada la observación, que al día siguiente había estudios, había que madrugar, y ya era tarde. Me fui satisfecho y cansado a guardar el equipo.

sábado, 21 de agosto de 2010

Júpiter a un mes de su oposición

Después de un terriblemente largo tiempo, por fin las nubes decidieron retirarse y dejarme observar el cielo. La alegría recorría mi cuerpo, y no pude evitar soltar un larga sonrisa.

Con la Luna presente a casi el 90%, y la contaminación lumínica que sufro, me asomé hacia el Este y vi un precioso Júpiter brillando en magnitud -2.4, a casi un mes de su oposición el 21 de setiembre. Decidí que lo observaría, y tal como lo imaginé, ha sido la mejor observación planetaria que haya hecho.

El seeing era muy bueno, de un 4/5 (donde 5 sería perfecto), incluso en algún momento diría que 4-5/5. Y me esperarían muchas sorpresas.

Pongo el ocular 12.5mm que me da 56x, y lo más resaltante es la NEB, por fin pude comprobar visualmente el desvanecimiento de la SEB. He observado antes a Júpiter y debo decir que su aspecto es realmente diferente. La NEB la percibo de un color marrón algo rojizo, contrastante con el amarillo pálido del resto del planeta. Tres satélites, uno de ellos (Europa) muy junto al planeta, y los otros dos, más alejados, al otro lado del gigante.

Esto fue lo que vi, en mi primer dibujo planetario que he hecho:



El 22/08/2010 a las 22:44 hora local, UT: 03:44. Reflector Tasco 76/700.
En algún momento de increíble estabilidad atmosférica pude incluso intuir la GMR, pero sólo llegó a eso. A 56x no veía más. Era hora de aumentar la vista.

Puse los 175x y cuál fue mi sorpresa al ver que el telescopio lo aguantaba perfectamente, una comprobación más de que el seeing era estupendo.

Lo primero, poco a poco iba observando que Europa se acercaba más al planeta, por lo que iba reduciendo su brillo paulatinamente. Pude comprobar que iba a colocarse delante de Júpiter (lo que se conoce como tránsito), puesto que logré observar su pequeña sombra sobre la superficie gaseosa de nuestro "hermano mayor".

La GMR se hizo mucho más evidente, pero aún así era bastante difícil de observar. De cualquier forma me alegró mucho, puesto que era la primera vez que realmente lo observaba. Es justo en este momento en que diría que el seeing estaba en un 4-5/5.

Debajo de la GMR y encima de la NEB, el color era más oscuro que en la zona ecuatorial, algo muy evidente pero que no pude ver a 56x. Coloqué entonces un filtro azul que me vino de regalo con la compra de mi telescopio. La diferencia era notable. Dejó en evidencia la NTB, un cinturón que se encuentra arriba de la NEB, y uno muy delgado en la parte ecuatorial sur del planeta, diría que la más delgada de la dos que componen la SEB, la que se encuentra más arriba.

Este fue el dibujo que hice, con los detalles observados con y sin el filtro azul, pero con su color natural:



Este fue hecho a las 22:56 hora local y UT: 03:56. Con el mismo equipo.

Luego de unos 30 minutos de observar este planeta, del que diré que es mi favorito desde que era un niño, el cielo no me quiso permitir apuntar a otro objetivo, pero aún así me sentí muy satisfecho, fue la primera vez que he observado un planeta con gran detenimiento, y también desde que comencé a dibujar las vistas, por lo que pude comprobar con mucha claridad lo mucho que ha mejorado mi observación y agudeza visual.

Hoy, hace un momento, he visto que en el momento de mi observación Calisto estaba siendo eclipsado por la sombra del planeta, un claro ejemplo de un espectáculo imposible de observar. Hubiera sido bueno observarlo antes y después de ser "comido", pero lamentablemente no se pudo. Igual fue interesante saberlo, y no cambia para nada la alegría de mi observación, sino más bien la aumenta.

Terminaré esta entrada del mismo modo que comencé a apuntar en mi libreta de anotaciones: ¡Qué simple belleza!